Descubriendo el coral

En las aguas poco profundas de los mares, todo se ve en tranquila calma, pero justo debajo de la superficie, los arrecifes de coral son lugares muy transcurridos, llenos de vida. Infinidad de criaturas de todo tipo viven en los arrecifes de coral, donde encuentran comida, refugio y coexisten en un delicado equilibrio con un sinnúmero de impresionantes ecosistemas.

Se trata de lugares muy importantes, ya que alrededor de los arrecifes de coral viven más criaturas marinas que en cualquier otra parte del océano.

Dónde encontrar los arrecifes de coral

Pólipos de coral

Componentes básicos del arrecife de coral

A primera vista, los arrecifes de coral parecen estar hechos de rocas, pero en realidad son grupos de animales llamados corales y cada grupo está formado por muchos pólipos de coral separados. En los ecosistemas de arrecife hay dos tipos de coral: duro y blando. Solo los pólipos de coral duro forman arrecifes, se llaman de esta manera gracias a su dura cobertura.

Un pólipo de coral puede ser tan pequeño como la cabeza de un alfiler. Pero cuando muchos pólipos se unen, pueden formar un arrecife que puede extenderse varios kilómetros. Los nuevos pólipos construyen sus sólidos esqueletos sobre pólipos viejos que, con el paso de los años, han desarrollado capas en sus esqueletos y han formado arrecifes de coral.

Tipos de coral

Corales duros

Los corales duros crecen juntos, son los arquitectos colonos que forman los arrecifes. Incluyen diversas especies, como corales cerebro, corales cuerno de ciervo y cuerno de alce, cuyos esqueletos están hechos de piedra caliza o carbonato de calcio que finalmente se convierten en roca. Los corales duros son constructores de arrecifes y necesitan trabajar en conjunto con unas algas llamadas zooxantelas para convertir la energía del sol en alimento y así poder sobrevivir.

Corales blandos

Estos corales no crean arrecifes por sí mismos y no necesitan algas zooxantelas para sobrevivir. Son similares a las plantas o a los árboles y son flexibles y se mueven en la corriente. Los látigos marinos, los abanicos y los corales de dedos son ejemplos de corales blandos, como lo es esta hermosa Dendronephthya.

6 datos interesantes sobre los corales

1

Hay más de 800 variedades de coral duro en los océanos del mundo.

4

A la fecha, la mayoría de los arrecifes de coral tienen entre 5000 y 10000 años.

2

Los corales cerebro pueden vivir por casi 900 años.

5

Los corales han desarrollado anillos de crecimiento, al igual que los árboles.

3

El primer arrecife de coral se formó hace 240 millones de años, antes de que los dinosaurios estuvieran vivos.

6

La gran barrera de coral es el sistema de arrecifes de coral más grande del mundo. ¡Incluso se puede ver desde el espacio!

Habitantes de los arrecifes

Aquí hay una selección de algunas de las increíbles vidas marinas que se pueden encontrar viviendo en los arrecifes de coral de todo el mundo.

Reproducción del coral

Los corales pueden reproducirse bien sea como hermafroditas, que producen esperma y óvulos al mismo tiempo, ej. corales estrella o cerebro, o gonocóricos, que producen colonias de un solo sexo que liberan esperma u óvulos, ej. corales cuerno de alce o corales pétreos. Las larvas pueden ser fertilizadas en el cuerpo del pólipo o afuera en el agua. Otras especies de coral pueden liberar billones de esperma y óvulos en los eventos de desove, que pueden ocurrir una noche del año. Una vez fecundados, se les conoce como larvas de plánula y, naturalmente, tienden a subir a la superficie en busca de luz y aquellos que sobreviven a los depredadores eventualmente buscan su regreso hacia el fondo del mar y se adhieren a una superficie dura. Estas plánulas se transforman en pólipos de coral que a su vez se dividen en copias genéticas para expandir la colonia de arrecifes.

Las personas y los arrecifes

Los arrecifes de coral no solo son importantes para los animales y las plantas, sino también para las personas, ya que millones de ellas dependen de los arrecifes de coral como fuente de alimento. Además, muchas personas ganan dinero de la pesca y las visitas turísticas. Los arrecifes también protegen a las personas y a sus viviendas al proporcionar una barrera contra las grandes olas producidas por las tormentas tropicales.

Visita la galería de coral

Coral cueno de alce (Acropora Palmata)

Tipo: duro

Los cuernos de alce son corales muy importantes para la construcción de arrecifes. Con sus complejas estructuras de rápido crecimiento y con muchas ramas, son un popular refugio para langostas, peces loro y pargos.

Coral pilar (Dendrogyra Cylindricus)

Tipo: duro

Pueden crecer en impresionantes columnas hasta 2,5 m desde el fondo del mar en superficies planas o inclinadas. Se pueden ver fácilmente a los pólipos alimentándose de día en sus superficies.

Coral mesa (Acropora)

Tipo: duro

Al igual que el cuerno de ciervo y el cuerno de alce, los corales de mesa se desarrollan como placas planas, ideales para exponer la mayor parte de su superficie a la luz solar. Suelen ser de color marrón o verde.

Coral cerebro (Faviidae)

Tipo: duro

Los corales cerebro pueden crecer hasta 1,8 m de altura y pueden vivir hasta 900 años. Su nombre se debe a su forma esferoide con surcos en la superficie que se asemejan a un cerebro humano o animal.

Coral azul
(Heliopora
Coerulea)

Tipo: duro

Los corales azules vienen en muchas variedades, tienden a crecer en aguas tropicales y tienen un esqueleto distintivamente azul que generalmente está cubierto por pólipos verdes o azules.

Gran coral de estrellas (Montastraea Cavernosa)

Tipo: duro

Este coral duro, que normalmente se encuentra a entre 12 y 30 metros de profundidad en el Caribe, forma una colonia de grandes bloques de hasta 1,5 metros de diámetro, que con el tiempo acaban formando placas. Por la noche los pólipos quedan totalmente extendidos; tienen la medida del pulgar de una persona.

Coral naranja (Tubastraea Coccinea)

Tipo: duro

Normalmente pueden observarse al atardecer, cuando los pólipos se abren para alimentarse. No forman arrecifes, pero tienen unos tentáculos largos y muy bonitos. También se los conoce como corales sol.

Abanicos de mar (Gorgonian)

Tipo: blando

Los abanicos o gorgonias están formados por colonias de pólipos que se extienden en forma de ramas. Pueden tener unos cuantos metros de altura y anchura, pero solo unos pocos centímetros de grosor. Suelen presentar colores brillantes, pero su tamaño, forma y color dependen de su ubicación y profundidad, que puede variar desde aguas poco profundas hasta centenares de metros.

Coral clavel (Dendronephthya)

Tipo: blando

Los corales clavel tienen una belleza incomparable, con colores increíbles que destacan en el océano. Se encuentran en las islas del Pacífico y la Gran Barrera de Coral, pero son muy sensibles a los cambios medioambientales, por lo que están amenazados.

Coral seta (Sarcophyton)

Tipo: blando

Denominado también coral cuero, presenta muchas variedades. Normalmente tiene un color marrón o dorado y con el tiempo parece que se vaya arrugando.

Corales árbol (familia Nephteidae)

Tipo: blando

Estos corales blandos, que forman estructuras que parecen arbustos o árboles, son bastante habituales y se adhieren a los muelles y a las grandes rocas.

Lápiz de mar (cnidaris del orden Pennatulacea)

Tipo: blando

Se denominan así porque parecen plumas antiguas. Pueden llegar hasta los 2 m de altura, pero prefieren las aguas más profundas de como mínimo 10 m, para evitar que los desarraiguen las corrientes más fuertes.

Welcome to KidsofCoral

Choose your preferred language